Negone Gamers When gamers become ladies: DOA, ¿ALGO MÁS QUE PUFAS Y BIKINIS?

jueves, 22 de agosto de 2013

DOA, ¿ALGO MÁS QUE PUFAS Y BIKINIS?


No son pocos los juegos de lucha que colapsan el mercado y fans nos vamos a encontrar de todos y cada uno de ellos. Cuando hay enfrentamientos cruzados siempre alegarán que el sistema de juego es una chusta para justificar su derrota pero seamos sincer@s, ya sean old school o nueva generación hay algo que siempre va a predominar: pufas desorbitadas y modelitos ultramodernos. Desbloquearlos todos se convierte en la misión principal y quien haya ganado el combate pasa a ser algo secundario.



Negonit@s, el mundo de los videojuegos es muy extenso y por muy listas que seamos no podemos abarcarlo todo, así que, como habéis podido leer en varias ocasiones, de vez en cuando contamos con colaboraciones de frikazos viciados expertos en la materia. En ésta ocasión os presento a Kyo_JP que también escribe en nuestro pozo de mierda nipona por excelencia y quien  ha sido coaccionado muy amablemente se ha ofrecido a escribir un post sobre el archiconocido juego de mamellas y guantás a raudales y no, no me refiero a Soul Calibur sino a Dead or Alive.

Que nadie se lleve a engaños, Dead or Alive es mucho más “que el juego de las tetas gordas”, es más, todo aquel que se quede solo en ese aspecto demostraré ser un ignorante de tomo y lomo. Probablemente la saga Dead or Alive sea la segunda mejor de lucha tridimensional seria después de Virtua Fighter, dado que Soul Calibur solo brilló en dos entregas y Tekken siempre ha sido un machacabotones lleno de clones. Dicho esto, no voy a negar que el diseño de personajes y atractivo de los integrantes de DOA es uno de los puntos fuertes de la saga, puesto que si además de un juego divertido, con un sistema de combate sólido, puedes ver a personajes atractivos luciendo palmito ¿qué problema hay?

Los cambios de vestuarios han estado presentes en la saga que trajo a la luz Tomonobu Itagaki desde que vió la luz en la placa recreativa Model 2 allá por el lejano 1996 (uno de los mejores años del género, pero eso es otra historia). Es cierto que otros juegos ya habían introducido los cambios de vestuario en modelos poligonales, pero fue DOA el que hizo de ello una de sus características definitorias. Quizá fuera el hecho de ser el primero en enseñar abiertamente texturas carnales mediante bikinis, o bien por esas faldas que dejaban ver la ropa interior, quien sabe. El hecho es que desde entonces las ropas sugerentes han acompañado a la saga, desde aquella perfecta secuela aparecida en Dreamcast (aka mi amor videojuegil) hasta el muy destacable DOA 5, el primero ajeno a Itagaki. Dejaremos a un lado ese cúmulo de minijuegos que son los Beach Volley, merecen un tema aparte.

Ahora que lo nombras, me acabo de acordar de éste vídeo que para mí resume a la perfección la saga DOA.




A lo largo de los años DOA ha tocado todo tipo de trajes, que van desde lo más recatado, como las túnicas chinas de Gen Fu, a lo más putón que uno pueda imaginar, como el del ending de Christie del DOA4, en un momento BDSM más que evidente. Los trajes principales suelen definir muy bien a los personajes, pero todos los trajes secundarios aportan nuevas dimensiones a los personajes, que hablan a gritos sobre sus filias y sus fobias, es decir, siempre insinuará más un personaje que es luchadora como Tina, que una recatada kunoichi como Ayane, incluso usando ambas un bikini.

La superficialidad está a la orden del día por mucho que se diga de que lo importante es el interior. Éste juego es una muestra clara de ello y por mucho que nos encontremos en una dimensión virtual, el comportamiento humano funciona de igual manera. Super fan de descubrir personalidades a través de las ropitas de las personas, especialmente con la ropa interior.

En los primeros juegos para conseguir este tipo de trajes sensuales, vamos, los bikinis, había que sudar sangre. Acabar el juego en modos ultradificiles, jugar cientos de combates, o echarle muchas horas. Hoy día también se pueden sacar así, pero con la nueva generación aparece el tan odiado sistema de DLC, pero que al final todos contribuimos a cebar como un maldito puerco antes de San Martín. Gracias a esto podemos disfrutar hoy día de los mejores modelados de la saga en todo su esplendor, pero claro, a costa de pasar por caja. La gran novedad es que ya no son solo las mozas las que lucen tipazos, por un módico precio ahora también se puede ver a los maromos del juego en bañador marcando huevada.

Ya era hora de que nosotras podamos alimentar nuestras fantasías erótico festivas con videojuegos también, no todo van a ser putikinis y tallas 120D.


En definitiva, que en DOA cada personaje tenga, como poco, tres o cuatro trajes en el modo principal, es un aliciente para seguir jugando a un juego que ya de por sí es muy bueno, pero además sirve para saber más de los personajes y para deleitarse la vista. Es cierto que Kasumi es la lógica evolución de Mai Shiranui, pero al contrario que el icono de Fatal Fury de la ninja de Tecmo siempre sabremos más, y más es mejor.

13 comentarios :

  1. jajajaja me mato eso de putikinis y tallas 120D XD

    ResponderEliminar
  2. Oiga usted, ¿qué Soul Calibur sólo ha tenido dos entregas decentes?

    Y NeChan maja, no sólo nosotras podemos disfrutar fantaseando eróticamente, digo yo que algunos de ellOs también les gustará apalizarse entre culitos apretados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, es que me he obnubilado por esos slips tan apretadicos.

      Eliminar
    2. También llevan años disfrutando las lesbianas con este juego, it's not a big deal. Insisto en que sí, es muy bonito ver tetas, culos y paquetes, pero como juego es la hostia.

      Eliminar
    3. Yo hasta que no te lo traigas al curro y refresques mi memoria no me lo creo XD. Don't be shy~~

      Eliminar
    4. Tendré que llevarlo algún día, sí. Por cierto, dale caña al KOF

      Eliminar
  3. Yo discrepo en cuanto a Soul Calibur. Si no contamos Soul Blade y su magnífica conversión a Psx, tenemos 3 juegos de la saga que son buenisimos: el primero de Dreamcast (que sentó cátedra y dejó en gayumbos a todo juego de lucha de la época), el segundo (la multiplataformiedad no le dejó brillar mucho pero seguía siendo bueno y equilibrado) y el tercero de PS2 (el más compacto, completo de todos, hors y horas de vicio de calidad).

    Caballero, retráctese o tendré que retarle a un duelo mediante el antiguo arte de golpearle la cara con un guante xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mr. Du Blanc, avíseme para tener documentación gráfica del momento XD.

      Eliminar
    2. El segundo es equilibrado si no juegas en GameCube contra Link.

      Eliminar
  4. Bueno, realmente nunca he sido fan de la saga DOA, pero lo que si es cierto es que se abusan de las copas D y trajes ajustados en los juegos de lucha. Yo me he criado con street fighter, Killer instinct, soul calibur II... y no han faltado tetas y piernacas por ningún lado. Muchas veces es solo un aliciente, pero cuando se convierte en el eje central del juego... como Rumble Roses y cosas así, se me hace aburridísimo, porque al final tengo la sensación que me intentan rellenar con tetas otras carencias del juego, como la OST o la jugabilidad del mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí, que el DOA ofrece carnaza, pero si quieres un buen juego de lucha y que tampoco escatime en tetas, yo me quedaría con Soul Calibur 2 y con Ivy.

      Eliminar
    2. Ã mi me parece tremendamente jarto que el contenido de un DLC se centre en modelitos para las féminas. Estoy con ambos, si quieren poner bufas que las pongan pero que el resto del juego tenga todo lo que tiene que tener.

      Eliminar
    3. Jajaja, el soul calibur 2 iba bien surtido, pero es el juego que me marcó porque metieron a link en la versión de GC (que por cierto, estaba muy Over Powered). ¿Os lo imagináis con un DLC en tanga y cubre pezones? O_0

      Eliminar